Bar en Tokio ofrece descuentos a clientes calvos

 

Negocio en Japón busca reconocer a hombres que se quedan sin cabello por trabajar mucho

Calvo

Ser calvo tiene una ventaja en Tokio. El bar Otasuke ofrece descuentos a los hombres que han perdido el cabello por el trabajo y el estrés (en rigor, a todos los calvos, pues muchos se quedan sin pelo por cuestiones genéticas).

La singular idea nació del propietario y la gerente del lugar, reveló Yahoo! Japan. Ambos trabajaron como voluntarios en la reconstrucción de la región de Tohoku, donde conocieron a empleados de oficina que también hacían una dura labor como voluntarios.

En reconocimiento y gratitud a esos hombres que cada vez tienen menos pelo por trabajar mucho, el bar decidió cobrarles menos por su consumo. Yoshiko Toyota, la gerenta del negocio, espera que sus favorecidos clientes vean su calvicie como una “medalla de honor” y que la lleven con orgullo.

El bar ofrece un bufé (todo el alcohol que el cuerpo aguante durante dos horas) que cuesta 3.780 yenes (36,9 dólares) para hombres y 3.240 (31,6 dólares) para mujeres.

Un grupo de clientes con un calvo entre ellos tiene un descuento de 500 yenes (4,88 dólares); con dos, el descuento es de 750 yenes (7,33 dólares); con tres, de 1.000 yenes (9,77 dólares); y con cuatro, de 1.500 yenes (14,66 dólares).

Con cinco calvos en el grupo, un bufé es gratuito. Con seis, hay un descuento especial que el restaurante no revela. ¿Y los que se rapan la cabeza también tienen descuento? (ipcdigital)



Publicidad