Abe insiste y pide nuevamente a los empresarios que suban los sueldos

Shinzo Abe en el Congreso.

 

Organización empresarial se compromete a trabajar en esa dirección

Primer ministro Shinzo Abe en la Camara Baja

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, pidió el martes a los empresarios de Japón que suban los salarios para alimentar el ciclo de crecimiento que persigue con su agresiva estrategia económica, conocida como “Abenomics”.

Abe realizó esta petición en una reunión mantenida con Sadayuki Sakakibara, el presidente de la principal patronal nipona, y con Nobuaki Koga, líder de la mayor confederación sindical del país, informó la cadena pública NHK.

Sakakibara, por su parte, se comprometió a trabajar en esa dirección en las negociaciones salariales anuales que se celebran en Japón la próxima primavera.

Durante meses Abe, cuyo partido se impuso este fin de semana en unas generales planteadas a modo de referéndum sobre su programa económico, ha insistido en la necesidad de subir las nóminas en Japón, una de las piezas que, según él, aún faltan para poner en marcha el ciclo de crecimiento que persigue “Abenomics”.

La primera fase de “Abenomics”, caracterizada por una política monetaria agresiva, ha abaratado enormemente el yen y aumentado los beneficios de las grandes empresas.

Abe estima que es hora de traducir esa mejora en los beneficios en subidas salariales que permitan impulsar el consumo, el principal motor de la economía japonesa y actualmente estancado a causa de una subida del IVA aplicada el pasado abril.

El primer ministro también estimó necesario incrementar las inversiones de capital del sector privado y mejorar los contratos de las subcontratas para suavizar el impacto que el encarecimiento de las importaciones, motivado por la caída del yen, está teniendo en las empresas más pequeñas.

A la reunión también asistió el ministro de Política Económica y Fiscal, Akira Amari, quien en una rueda de prensa posterior subrayó a su vez la necesidad de recortar en el próximo ejercicio una rebaja del impuesto de sociedades, una medida que el sector privado ha reclamado con insistencia al Gobierno Abe.

El ejecutivo ha prometido que rebajará este gravamen (que ronda el 35 por ciento y es uno de los más altos del mundo) en torno a un 2,5 por ciento y que en años sucesivos lo seguirá recortando hasta dejarlo por debajo del 30 por ciento.

“Es necesario recortar el impuesto de sociedades (en el próximo ejercicio) para crear un ciclo de crecimiento económico antes de que se suba el impuesto sobre el consumo en 2017”, dijo Amari en declaraciones recogidas por la agencia Kyodo.

Los efectos negativos derivados del incremento del IVA del pasado abril (cuando subió del 5 al 8 por ciento) motivaron al Gobierno nipón a retrasar hasta abril de 2017 otra subida prevista para octubre del año próximo. (EFE)

 

Publicidad