En Japón desaconsejan a mujeres jóvenes y sanas congelar óvulos

 

Método acarrea riesgos, según especialistas médicos

Embarazo

La Sociedad japonesa de Obstetricia y Ginecología ha desaconsejado que las mujeres jóvenes y sanas congelen óvulos para futuros embarazos, debido a la baja natalidad del país y los riesgos de este método, informaron hoy los medios locales.

Este pronunciamiento agita el debate sobre la congelación de óvulos sin razones médicas en Japón pocos días después de que el Gobierno local de Urayasu, al este de Tokio, aprobara subvencionar el 70 por ciento de los costes del proceso en un proyecto pionero en el país asiático para fomentar la natalidad.

Las probabilidades de embarazo utilizando óvulos congelados no fecundados son menores que en los casos en los que sí lo están, y el proceso de recogida de los óvulos pasa factura al cuerpo porque las mujeres toman fármacos para estimular la ovulación, según apuntó el organismo en declaraciones recogidas hoy por la agencia Kyodo.

Los especialistas médicos también apuntaron que los nacimientos tardíos gestados con óvulos congelados pueden acarrear complicaciones de salud como la hipertensión y posibles efectos adversos para los bebés, por lo que desaconsejan la congelación independientemente de la edad de la mujer.

Según el organismo, su intención no es prohibir la preservación de óvulos congelados, ya que las mujeres y los doctores recurren a esta medida bajo su propio riesgo.

En Japón, donde en 2013 la media de edad de las mujeres que dieron a luz por primera vez se situó en los 30,4 años, medidas como la congelación de óvulos a edades fértiles ha despertado el interés de las mujeres interesadas en casarse y convertirse en madres en una etapa más adulta de su vida.

Desde que en noviembre de 2013 se permitiera congelar óvulos sin razones médicas, las iniciativas privadas se han multiplicado por todo el país, pero el de Urayasu es el primer proyecto que ofrecería una subvención local.

En abril del pasado año, la propia Sociedad japonesa de Obstetricia y Ginecología permitió que las mujeres optaran por acogerse a esta medida cuando corran el riesgo de perder la función ovárica debido a tratamientos contra el cáncer o radioterapia.

La baja natalidad de Japón, actualmente del 1,4 por ciento, es una de las máximas preocupaciones del Gobierno nipón. (EFE)

 

Publicidad