Qué hacer si su hijo pequeño hurta. Un caso. Por Nélida Tanaka

Conserve la tranquilidad para conversar con su hijo.

“¿Será que le está afectando la ausencia de su padre? Me he divorciado”, dice una consulta a la psicóloga Tanaka.

 

Nélida Tanaka
Nélida Tanaka

“Me está preocupando mi hijo. La profesora me dijo que su amigo se ha quejando de que su juguete había desaparecido despues de que mi hijo había ido a jugar a su casa. No es la primera vez que ocurre esto. Ahora tiene 8 años, no recuerdo claramente pero creo que esto empezó poco despues de que me divorcié. ¿Será que le está afectando la ausencia de su padre? No sé como afrontar esta situación, hasta tengo miedo usar la palabra, pero me preocupa que siga hurtando y entre a la delincuencia. Es difícil acarrearlo todo sola”.

Ciertamente es difícil llevar todo sola, asumir los roles de padre y madre es una gran responsabilidad. Primero, es fundamental que escuche qué es lo que ocurrió, por qué su hijo se llevó el juguete de su amigo. Trate la situación con calma para que él pueda hablarle abiertamente.

De todos modos, el hecho de haber hurtado no puede justificarse. Él debe devolver lo que robó, debe disculparse con su amigo y usted debe acompañarlo en estos momentos. No debe dejar esto a medias sino que debe ser muy clara. En caso de que haya destrozado lo que se llevó, necesita reponerlo, que compre otro nuevo con sus ahorros que tiene o si no puede prestarle el dinero que pueda devolverlo luego a través de sus “trabajos”, como ayudarle en los quehaceres de la casa a los que usted le daría propina que él usaría para pagar el préstamo.

Es mejor que lo hablen juntos y que él pueda decidir. Esto es sumamente importante porque él debe asumir la responsabilidad de lo que ha hecho y los adultos debemos ser firmes y consistentes al respecto.

Me dice que esta conducta empezó después de que se divorció. En cierto sentido es natural que su hijo sienta la ausencia de su padre, un ser importante para todo ser humano. Algunas veces el hurto ocurre por carencias psicológicas. Su hijo ya no tiene a su padre cerca lo cual es inevitable después de la separación; sin embargo, él necesita aceptar esta realidad.

 

Conserve la tranquilidad para conversar con su hijo.
Conserve la tranquilidad para conversar con su hijo.

 

¿Cuánto ha podido hablar con su hijo sobre la separación? Pudo él expresar lo que siente a su modo? Para los adultos que tomaron esta decisión, ya pudieron vivir el proceso de la aceptación, sin embargo para los hijos es algo totalmente diferente y nuevo porque en cierto sentido se ven forzados a aceptar una realidad que no eligieron. Entonces comprenda que su hijo también tiene que atravesar el proceso de aceptación de la separación y es muy importante que él pueda expresar lo que siente: su dolor, su pena, su despecho, su ira, su impotencia….

Para que pueda asimilar el dolor de la separación su hijo necesita una persona que le escuche, que le comprenda. Tal vez usted se sienta culpable, pero el divorcio debe entenderse como una decisión bien pensada entre usted y su ex pareja, esto le permitirá escuchar con serenidad lo que su hijo sienta.

Luego dense un tiempo cada día para conversar, para preguntarle como le fue en la escuela o de los amigos, esto les llenará tanto a su hijo como a usted. El peso de la vida diaria está sobre sus espaldas y algunas veces es duro, sin embargo verá cómo el hecho de compartir dará sus frutos y muchas satisfacciones.

 
(*) Psicóloga clínica radicada en Japón. Contacte con ella llamando al 090-2245-4021 o por correo electrónico: consultas@hotmail.co.jp
 
 

Publicidad