Honda revisa a la baja su beneficio neto por airbags defectuosos de Takata

En Japón han sido llamados a revisión unos 7,8 millones

Honda
El fabricante japonés de vehículos Honda Motor revisó a la baja en un 6 por ciento su beneficio neto de 2014, debido a los costes adicionales derivados de las llamadas a revisión de sus vehículos afectados por airbags defectuosos.

El tercer fabricante nipón de automóviles anunció en abril que en el ejercicio 2014 había registrado un beneficio neto de 522.760 millones de yenes (4.035 millones de euros), una cifra que ha quedado en 494.000 millones de yenes (3.572 millones de euros) tras calcular el impacto de las últimas llamadas a revisión.

En esta revisión a la baja se incluye el coste de 44.800 millones de yenes (324 millones de euros) derivado del reemplazo de los airbags defectuosos fabricados por la compañía nipona Takata e instalados en millones de modelos de Honda vendidos en todo el mundo.

La revisión de sus resultados supone una caída del beneficio neto del 14,1 por ciento respecto al año precedente.

Tan solo en Japón, 12 fabricantes -entre ellos Honda, Toyota o Nissan- han tenido que llamar a revisión unos 7,8 millones de vehículos debido a estos problemas con los airbag de Takata, según datos del Ministerio de Transporte.

El fallo se ha detectado en los infladores de los airbags producidos en una de las plantas de Takata en México, y provoca que éstos puedan abrirse con demasiada fuerza y proyectar fragmentos de metal a los ocupantes.

La avería está relacionada con la muerte de al menos ocho personas en Estados Unidos y Malasia y con un centenar de heridos, y ha llevado a las autoridades estadounidenses a reclamar a Takata una revisión a fondo de los vehículos que tienen sus productos instalados bajo amenaza de fuertes sanciones.

Desde 2010, 36 millones de vehículos en todo el mundo provistos con airbag Takata han tenido que ser llamados a revisión por problemas con las bolsas de aire. (EFE)



Publicidad