Avión ruso viola espacio aéreo japonés cerca de islas disputadas

Islas Kuriles

Japón y Rusia no han firmado acuerdo de paz por conflicto territorial

Islas Kuriles
Islas Kuriles

Un avión supuestamente ruso violó el espacio aéreo japonés cerca de las disputadas islas Kuriles del sur, lo que supone el primer incidente de este tipo en los últimos dos años, informó hoy el Ministerio de Defensa de Japón.

A las 02.04 hora local de hoy (17.04 GMT del martes), la aeronave extranjera se aproximó a la costa de la península de Numuro, perteneciente a la isla septentrional nipona de Hokkaido y cerca de Habomai, otra isla bajo control ruso y reclamada por Tokio, según anunció un portavoz de Defensa japonés.

El avión, supuestamente ruso, abandonó el espacio aéreo nipón unos 16 segundos después de esa hora y tras recibir un mensaje por radio por parte de las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército) niponas, que no llegaron a efectuar ningún disparo de advertencia.

Las autoridades japonesas no han podido confirmar la nacionalidad de la aeronave, aunque dan por hecho que es rusa debido a que procedía del norte y a que se marchó hacia esa misma dirección tras su breve incursión en el espacio aéreo nipón.

El incidente tiene lugar tres semanas después del último desencuentro diplomático entre Tokio y Moscú, causado por la visita del primer ministro ruso, Dmitri Medvédev, a Iturup, la isla más grande del archipiélago de las Kuriles, cuya soberanía reclama Japón.

Las fuerzas soviéticas se apoderaron de las islas tras la rendición de Japón en la Segunda Guerra Mundial en 1945, y la disputa territorial que siguió ha impedido que los dos países hayan firmado un tratado de paz.

Japón considera que las Kuriles del sur (Kunashiri, Etorofu, Shikotan y Habomai para los japoneses) “son parte ancestral e inalienable de su territorio”.

La última vez que aeronaves rusas penetraron en espacio aéreo japonés fue el 22 de agosto de 2013, cuando dos bombarderos de dicha nacionalidad sobrevolaron la isla de Okinoshima, en la prefectura de Fukuoka y al suroeste de Japón, según datos del Ministerio japonés de Defensa. (EFE)



Publicidad