Nintendo vende más, pero gana menos

La consola portátil Nintendo 3DS tiene buenas ventas

Super Mario Maker
Antonio Hermosín / EFE

El histórico fabricante nipón de videojuegos Nintendo anunció una caída de su beneficio neto del 20 % en el primer semestre del año fiscal en Japón (abril- septiembre), pese a que sus ventas crecieron en casi la misma proporción.

El éxito de la nueva entrega de la franquicia Super Mario y de otros títulos como “Animal Crossing” y “Splatoon”, así como las buenas ventas de la consola portátil Nintendo 3DS, impulsaron al alza la facturación de la empresa hasta los 204.182 millones de yenes (1.534 millones de euros), un 19,1 % más interanual.

Sin embargo, su beneficio neto entre abril y septiembre retrocedió un 19,8 % interanual hasta los 11.466 millones de yenes (86 millones de euros), detalló la compañía con sede en Kioto en un comunicado.

La caída se debe sobre todo a las fluctuaciones del tipo de cambio del yen frente a otras divisas, que en trimestres anteriores habían empujado al alza los resultados de Nintendo, según señalaron analistas nipones.

La compañía japonesa registró un beneficio operativo de 8.977 millones de yenes (67 millones de euros) entre abril y septiembre, lo que contrasta con las pérdidas operativas de 257 millones de yenes (1,6 millones de euros) del mismo período de 2014.

Se trata del primer resultado operativo en positivo logrado por Nintendo en el primer semestre del año fiscal nipón desde 2010.

Asimismo, su resultado bruto de explotación ascendió a 16.436 millones de yenes (millones de euros), lo que constituye un aumento interanual del 25,9 %.

Estos resultados mixtos son los primeros que presenta la compañía bajo el liderazgo de Tatsumi Kimishima, quien sucedió como presidente a Satoru Iwata después de su fallecimiento en julio víctima de un cáncer.

El comunicado de Nintendo no incluyó nuevos detalles sobre su anunciada y esperada incursión en el sector de los juegos para “smartphones”, una iniciativa que lideró Iwata hasta su fallecimiento con vistas a relanzar a la compañía.

Nintendo prevé sacar al mercado a finales de año esta nueva plataforma para teléfonos inteligentes en cooperación con la también desarrolladora nipona de videojuegos DeNA, con la que firmó un acuerdo el pasado marzo.

Mientras, la compañía confía en mantener el buen ritmo de ventas de la consola portátil Nintento 3DS y de sus últimas versiones, de las que se comercializaron un total de 2,28 millones de unidades durante el citado semestre.

En cuanto a títulos, los más vendidos para la plataforma portátil fueron “Animal Crossing: Happy Home Designer”, la última entrega de la popular saga Pokémon y “Super Smash Bros”, que junto a otros lanzamientos permitieron colocar de 19,2 millones de juegos en todo el mundo.

Nintendo también vendió 1,19 unidades de su consola doméstica Wii U y 12,37 millones de títulos para esta plataforma.

Los títulos que más contribuyeron a “revitalizar” a la Wii U fueron “Super Mario Maker” (1,88 millones de unidades), lanzado en septiembre para conmemorar el 30 aniversario del icónico personaje, así como “Splatoon” (2,42 millones de unidades), destacó la compañía.

A partir de estas cifras, Nintendo mantuvo intacta su previsión de resultados para este ejercicio, en los que espera obtener un beneficio neto de 35.000 millones de yenes (263 millones de euros), un 16,4 % menos que el año precedente.

El fabricante nipón estima que incrementará sus ventas en un 3,7 por ciento interanual hasta los 570.000 millones de yenes (4.285 millones de euros), y que elevará su resultado operativo hasta los 50.000 millones de yenes (375 millones de euros), el doble del registrado en 2014.



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario