Bolsa de Tokio se desploma entre temores a una desaceleración económica global

Caída de los precios del crudo arrastra a Tokio

Bolsa de Tokio
La Bolsa de Tokio se desplomó el miércoles más de un 3 por ciento arrastrada nuevamente por la casi rutinaria caída de los precios del crudo, que continuó acrecentando los temores a una desaceleración económica global entre los inversores.

El índice Nikkei cayó 559,43 puntos, un 3,15 por ciento, hasta los 17.191,15 puntos, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa los valores de la primera sección, retrocedió 45,77 puntos, también un 3,15 por ciento, hasta las 1.406,27 unidades.

Las fuertes pérdidas de la jornada en Tokio han borrado el terreno ganado tras el anuncio el viernes del Banco de Japón (BoJ) de que adoptará un tipo de interés negativo del 0,1 por ciento.

El parqué tokiota inició la negociación con una ya pronunciada caída, llegando a desplomarse más de 600 puntos una hora y media después del arranque antes de recortar sus pérdidas.

“Las acciones han estado siguiendo el movimiento de los precios del crudo desde comienzos de año (…), y las caídas están siendo interpretadas como una señal de la desaceleración económica global”, dijo Akira Tanoue, analista de Nomura Securities, en declaraciones a la agencia Kyodo.

El barril de Texas neoyorkino, de referencia en Estados Unidos, cayó en la víspera un 5,5 por ciento, mientras que el crudo Brent londinense, de referencia en Europa y otros mercados, bajó un 4,99 por ciento, sumiendo a Wall Street en el terreno negativo.

La publicación estos días de una serie de informes de ganancias empresariales decepcionantes y la fortaleza del yen frente al dólar -circunstancia que perjudica a los grandes exportadores- terminaron de minar el ánimo de los inversores de la plaza nipona.

Las pérdidas estuvieron lideradas por el sector de las acciones, el del hierro y el acero, y el de la maquinaria.

La multinacional Mitsubishi cayó un 6,9 por ciento después de informar el martes que su beneficio neto cayó un 24 por ciento entre abril y diciembre, primeros nueve meses del año fiscal japonés.

El gigante de los videojuegos Nintendo bajó por su parte un 1,7 por ciento tras registrar un descenso interanual en su beneficio neto de casi un 32 por ciento entre abril-diciembre, debido a las débiles ventas de su consola de sobremesa Wii U y de la portátil Nintendo 3DS.

En la primera sección, 1.735 valores retrocedieron frente a 164 que avanzaron, mientras que 36 cerraron sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 3,139 billones de yenes (24.004 millones de euros), por encima de los 2,946 billones de yenes (22.523 millones de euros) de la víspera. (EFE)

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*