Abe: reforma militar de Japón “refuerza alianza con EEUU”

 

Primer ministro japonés defiende controvertida ley

Shinzo Abe

El primer ministro nipón, Shinzo Abe, afirmó hoy que la reforma militar que acaba de entrar en vigor en Japón “refuerza la alianza” de Tokio con Washington, ya que permitirá a ambos “ayudarse mutuamente en caso de emergencia”.

Abe valoró así esta controvertida normativa que será efectiva desde hoy, y que concede a las tropas niponas la potestad de combatir en el exterior por primera vez desde la II Guerra Mundial.

“Japón y Estados Unidos pueden ahora ayudarse mutuamente en situaciones de emergencia. El vínculo de nuestra alianza ha quedado reforzado por la nueva ley”, dijo hoy el primer ministro conservador, durante una intervención ante el Comité de Defensa de la Cámara Baja (Parlamento) de Japón.

El paquete legislativo otorga mayores competencias a las Fuerzas de Auto Defensa (Ejército japonés) con el objetivo de que Japón tenga más peso estratégico en el escenario internacional, mientras que sus detractores creen que pone fin al pacifismo que defiende la Constitución nipona.

En particular, la reforma permitirá a las tropas niponas defender a sus aliados y prestarles apoyo logístico si son atacados y participar en operaciones de seguridad de la ONU y aquellas destinadas a asegurar rutas marítimas o a liberar ciudadanos japoneses secuestrados en el extranjero.

Se espera que la nueva normativa permita reforzar la protección de Japón ante el auge militar de China en la región o frente las amenazas de Corea del Norte.

En este sentido, el primer ministro nipón señaló que Tokio y Washington “compartirán a partir de ahora más información procedente de sus servicios de inteligencia” sobre el programa militar y el de misiles de Pyongyang, entre otros temas.

Abe destacó la “necesidad” de estas medidas para “garantizar la protección de las vidas de los ciudadanos japoneses” en cualquier lugar que éstos se encuentren.

No obstante, la sociedad nipona continúa dividida sobre la nueva normativa, según muestran las encuestas.

Un 49,9 por ciento de los japoneses rechaza la modificación legislativa, mientras que un 39 por ciento está a favor, según una encuesta realizada el pasado fin de semana por la agencia local Kyodo. (EFE)

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*