Cocinero japonés Toshiro Konishi fallece en Lima a los 62 años

Categoría: Gastronomía,MUNDO,Peru,Tapa,Zero |

 

Gastón Acurio se despide del maestro con sentidas palabras

Gastón Acurio y Toshiro Konishi (foto Andina)

Gastón Acurio y Toshiro Konishi (foto Andina)

El cocinero japonés Toshiro Konishi, estandarte de la cocina nikkei en Perú, falleció hoy en Lima a los 62 años, anunció hoy el cocinero peruano Gastón Acurio.

Konishi nació en 1953 en la prefectura de Miyazaki (Japón) y a mediados de los años 70 viajó a Perú para impulsar proyectos de restaurantes de cocina nikkei, estilo gastronómico que conjuga la tradición culinaria japonesa con la peruana.

El cocinero residió desde entonces en Perú y prosperó en Lima con el restaurante Matsuei, que ostentó durante alrededor de una década, para después abrir “Toshiro’s” y “Wako”.

Acurio aseguró que siempre recordará a Konishi por los momentos vividos, las lecciones compartidas y las risas, lágrimas y anécdotas vividas, instantes en los que dijo que siempre se sintió como un alumno “caminando al lado del maestro”:

Hasta pronto querido Toshiro.

Pocas cosas son mas importantes en la vida que la amistad que nace del corazón. Esa amistad que celebra en silencio la victoria, mientras se muestra fuerte e incondicional en la derrota.

Esa amistad que hoy parece decirme adiós con tu partida. Cuando en realidad tú y yo sabemos que es solo un hasta luego.

Es cierto, han pasado tan solo minutos desde que te fuiste y ya te extraño como si hubieran pasado mil años.

Serán los momentos vividos, las lecciones compartidas, las risas y las lágrimas caminadas, serán las anécdotas de toda una vida en la que siempre me sentí el alumno caminando al lado del maestro.

Desde aquella vez, cuando muy niño que casi muero, cuando me diste a probar wasabi por primera vez, diciéndome que era mazapán. O aquella otra en la que cantamos juntos angustias en castellano y japonés delante de una prensa extranjera que sin entender nada solo reía a carcajadas. Y es que así eras querido Toshi, un hombre sabio con alma de niño, que amaba y vivía la vida como solo tú sabías hacerlo, celebrándola y sobre todo, compartiéndola. Compartiendo tu alegría y lo mas importante, tu sabiduría.

Porque si hay algo que dejas en esta vida que hoy te despide querido Toshi, son mil amigos que hoy te lloran, claro que sí. Pero sobre todo dejas alumnos, que tuvieron la suerte de aprender de tu saber, de tu arte y de tu vida, la cual compartiste como solo comparte el maestro y amigo. Sin condiciones, sin limites.

Querido Toshiro, hoy partes a una nueva vida, y solo te pido un último favor. Espérame. que ahí llego con la guitarra vieja, para volver a cantar de nuevo.

Hasta pronto mi querido maestro.

(EFE)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*





Escrito por el 17/04/2016. Categoría Gastronomía, MUNDO, Peru, Tapa, Zero. Puedes seguir las respuestas a esta entrada mediante RSS 2.0. O dejar tu opinión.