Polémica en Japón por la inclusión de una espada en un escudo militar

 

“Evoca el sable manchado de sangre del Ejército Imperial japonés”

Emblema

El nuevo emblema del cuerpo terrestre de las Fuerzas de Autodefensa (Ejército) de Japón ha levantado polémica en el país asiático por incluir una espada desenfundada, elemento que se cree puede herir la sensibilidad de los países que sufrieron el yugo del Japón imperial.

Dado que los oficiales de la Armada Imperial nipona portaban este arma tradicional (una katana), las voces críticas creen que podría generar descontento en países como China y Corea del Sur, víctimas del colonialismo imperial japonés antes y durante la Segunda Guerra Mundial.

Así lo cree Yoko Shinohara, de 66 años, quien ha llevado su petición para retirar el nuevo emblema hasta la plataforma Change.org, donde el miércoles acumulaba 23.688 firmas, cerca del objetivo de 25.000 rúbricas que se ha marcado.

Shinohara considera que “un instrumento del asesinato” que “evoca el sable manchado de sangre del Ejército Imperial japonés” no es adecuado para representar a un cuerpo de seguridad que “promueve actividades de paz”, en el texto que explica la petición, y se pregunta sobre el impacto que tendrá en la visión de Japón en el extranjero.

El emblema recoge el sol naciente rojo bermellón de la bandera nipona en la parte superior y una flor de cerezo dorada en la inferior, y en el centro se cruzan una katana y su vaina.

“Los emblemas de la Armada de naciones extranjeras suelen usar pistolas y bayonetas. (…) Creemos que sería apropiado para la división de tierra a la hora de mostrar un elemento inherente a Japón”, ha defendido un portavoz de la institución en declaraciones reproducidas por el diario Asahi.

La nueva y polémica legislación aprobada por el Gobierno nipón para dar más capacidades a las Fuerzas de Auto Defensa ha sido recibida negativamente por gran parte de la población (más de la mitad la rechaza, según las encuestas), que considera que acaba con el espíritu pacifista de la Constitución nipona. (EFE)

 



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario