Familias de japoneses secuestrados por Corea del Norte, ansiosos y frustrados

Sakie Yokota, madre de Megumi.

 

El tiempo se les acorta y no hay avances en las negociaciones

Sakie Yokota, madre de Megumi.
Sakie Yokota, madre de Megumi.

Los esposos Shigeru y Sakie Yokota no ven a su hija Megumi desde hace casi 40 años. Megumi fue secuestrada por Corea del Norte en 1977 cuando tenía solo 13 años.

Los Yokota, así como los demás padres y hermanos de los japoneses que Pyongyang secuestró en las décadas de 1970 y 1980, temen que la atención mundial que está concitando Corea del Norte por sus pruebas nucleares reste interés al destino de sus seres queridos.

Además, les preocupa que el tema nuclear estanque aún más las conversaciones entre Tokio y Pyongyang para arribar a una solución al asunto de los secuestros.

Por ello, las familias de los secuestrados tienen previsto instar al gobierno de Japón para que negocie el rápido retorno de sus seres queridos, haciendo a un lado la cuestión nuclear, informó la NHK.

Es decir, buscan que ambos temas se traten por cuerdas separadas.

Los Yokota son octogenarios y la ansiedad crece a medida que envejecen. Otros también se sienten así. El tiempo se les acorta y están frustrados por la ausencia de progresos en las conversaciones.

El gobierno de Japón sostiene que al menos 17 personas fueron secuestradas por Corea del Norte. Cinco de ellas retornaron a Japón en 2002. El paradero del resto es incierto. (International Press)

 



Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario