Museo de Fukushima exhibe fotografía de famoso samurái

Categoría: Anime y manga,Cultura,Exposiciones,Historia,JAPÓNICA,Tapa |

 

También es conocido como personaje de manga y anime

Hajime Saito (foto Museo de Fukushima / Asahi Shimbun)

Hajime Saito (foto Museo de Fukushima / Asahi Shimbun)

Hajime Saito (1844-1915) fue uno de los samuráis más importantes de su tiempo, así como protagonista de una etapa crucial en la historia de Japón: la transición del periodo Edo (1603-1867) al Meiji (1868-1912).

Saito no solo logró sobrevivir al sangriento fin del periodo Edo; en el nuevo Japón halló un lugar como policía.

El Museo de Fukushima está exhibiendo la primera fotografía nítida de este afamado samurái, y que fue encontrada por sus descendientes mientras hacían limpieza en una propiedad familiar, revela Asahi Shimbun.

La foto fue tomada el 14 de noviembre de 1897. El escudo en el quimono que viste coincide con el de la familia Saito.

Hajime Saito fue un destacado miembro de Shinsengumi, un cuerpo especial de seguridad formado en Kioto para proteger al shogunato Tokugawa. El samurái lideraba el tercer escuadrón de esta fuerza de elite.

Durante la guerra civil Boshin (1868-1869) entre las fuerzas del nuevo gobierno Meiji y el shogunato Tokugawa, Saito luchó junto con las fuerzas de Tokugawa.

En el periodo Meiji, se hizo miembro del Departamento de Policía Metropolitana de Tokio y como parte de este participó en la guerra civil Seinan (1877), una revuelta de exsamuráis contra el gobierno Meiji.

Saito es conocido por los jóvenes gracias a su inclusión como personaje en el manga y anime “Rurouni Kenshin”.

Se hallaron otras fotos del samurái, la mayoría de ellas grupales, pero no son tan claras como la que se exhibe en el Museo de Fukushima hasta este viernes. (International Press)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*





Escrito por el 28/09/2016. Categoría Anime y manga, Cultura, Exposiciones, Historia, JAPÓNICA, Tapa. Puedes seguir las respuestas a esta entrada mediante RSS 2.0. O dejar tu opinión.