Fukushima tendrá la mayor planta productora de hidrógeno del mundo

Toyota Mirai

 

Una fuente de energía que no emite gases contaminantes

Toyota Mirai
Toyota Mirai

La tecnológica Toshiba, la eléctrica Tohoku Electric Power y la energética Iwatani han anunciado una inversión conjunta de varios miles de millones de yenes para construir la mayor planta productora de hidrógeno del mundo en la región de Fukushima, que podría estar operativa en 2020.

Con ello pretenden hacer realidad el “mayor sistema de producción de hidrógeno del mundo”, el cual abarcará “todos los procesos desde el almacenaje y el licuado al transporte y su uso”.

Las tres empresas dedicarán un año a investigar “la configuración y especificaciones” de estas instalaciones con el objetivo de que todo el ciclo para generar hidrógeno (una fuente de energía que no emite gases contaminantes) pueda ser lo más limpio posible, y publicarán un informe más detallado en 2017, según indican en un comunicado.

El objetivo es producir hidrógeno -un gas muy abundante pero que solo existe en forma de compuesto en la naturaleza- aplicando electrólisis al agua (para romper su molécula y obtener átomos de hidrógeno puro) usando corrientes producidas por instalaciones de energía solar y eólica situadas en la propia planta.

Según el plan inicial, Toshiba supervisará la construcción de la planta, Tohoku Electric preparará las líneas de transmisión e Iwatani se encargará de lo relacionado con el almacenamiento y distribución del hidrógeno.

El proyecto forma parte de una iniciativa del Ministerio de Economía, Comercio e Industria y el Gobierno de la prefectura de Fukushima presentada el pasado junio.

El gas producido en la planta será principalmente distribuido a estaciones que darán servicio a vehículos de última generación que funcionen con hidrógeno.

Se calcula que estas instalaciones podrían producir unas 900 toneladas de hidrógeno al año, lo suficiente para abastecer a unos 10.000 de estos vehículos (actualmente apenas hay unos 1.000 circulando en Japón).

Las autoridades niponas esperan que el proyecto pueda ayudar a regenerar la prefectura de Fukushima, que ha perdido más población de lo habitual debido al accidente atómico de 2011, con la creación de empleo y potenciando a todas las industrias periféricas. (EFE)
 

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*