Debate entre Hillary y Trump tiene impacto positivo en la Bolsa de Tokio

 

Alcanza su máximo en más de un mes principalmente por el encarecimiento del crudo

Bolsa de Tokio

La Bolsa de Tokio registró el martes una firme subida y terminó por encima de la barrera de los 17.000 puntos por primera vez en más de un mes, animada principalmente por el encarecimiento del petróleo.

El índice Nikkei cerró con un avance de 164,67 puntos, un 0,98 por ciento, y quedó en los 17.024,76 enteros, mientras que el segundo indicador, el Topix, que agrupa a los valores de la primera sección, subió 5,74 puntos, un 0,42 por ciento, y terminó en las 1.356,35 unidades.

El parqué tokiota superó así la barrera de los 17.000 puntos al cierre por primera vez desde el 7 de septiembre, espoleado por el incremento en la víspera del precio del petróleo y ante la falta del referente bursátil de Estados Unidos, donde los mercados financieros cerraron el lunes por festividad nacional.

En la víspera, el barril de Texas, de referencia en EEUU, se disparó un 3,1 % y cerró en Nueva York en 51,35 dólares, mientras que el crudo Brent subió en Londres un 2,33 % hasta 53,14 dólares, impulsados por el compromiso de Rusia de sumarse a los esfuerzos de la OPEP para congelar la producción.

Los precios del petróleo “animaron el apetito de riesgo de los mercados”, señaló en este sentido el analista Yutaka Miura, analista de Mizuho Securities Co, en declaraciones a la agencia Kyodo.

Otros analistas señalaron el impacto positivo que tuvo en Tokio el debate electoral celebrado el domingo entre Donald Trump y Hillary Clinton y la percepción de que la candidata demócrata a la Casa Blanca salió victoriosa del mismo.

Los sectores de la minería, el petróleo, el carbón y el transporte marítimo fueron los que registraron mayores ganancias.

El auge de los precios del crudo favoreció a las principales petrolíferas niponas, como Inpex o JX Holdings, que avanzaron respectivamente un 3,2 y un 2,4 por ciento.

Asimismo, varios fabricantes de electrónica proveedores de Apple avanzaron gracias al desplome bursátil que sufrió Samsung Electronics, que perdió un 8 por ciento en el parqué de Seúl, tras suspender las ventas globales de su teléfono Galaxy Note 7.

Los inversores interpretaron que la caída del gigante surcoreano debido a las baterías defectuosas de sus teléfonos podría beneficiar a las ventas de Apple, lo que favoreció los avances de sus proveedoras niponas Murata Manufacturing (2,9 por ciento) y Fanuc (3,1 por ciento).

En la primera sección, 1.132 valores avanzaron frente a los 699 que retrocedieron, mientras que 153 terminaron sin cambios.

El volumen de negocio ascendió a 1,871 billones de yenes (16.211 millones de euros), después de los 1,655 billones de yenes (14.350 millones de euros) del viernes y de que el parqué tokiota cerrara el lunes por festividad nacional. (EFE)
 

Publicidad

LECTOR

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*