Brasileño es agredido en el control de seguridad de su fábrica

Categoría: Aichi,Comunidad,General,Gunma,Kanagawa,Shizuoka,Tochigi,Tokio |

Las imágenes de la cámara de vigilancia ayudaron a probar los hechos ocurridos en Kameyama, prefectura de Mie.

 

El brasileño Valdeci Alves dos Passos. Al costaddo, la planta donde corrió la agresión. (ipcdigital)

El brasileño Valdeci Alves dos Passos. Al costaddo, la planta donde corrió la agresión. (ipcdigital)

 

Una gran fabricante de componentes electrónicos para smartphone situada en Kameyama (Mie) fue escenario de la agresión de un vigilante japonés contra un trabajador brasileño, según una denuncia presentada ante la policía local.

Todo ocurrió la tarde del sábado 8 de octubre cuando Valdeci Alves dos Passos, de 48 años y empleado de la contratista Career System desde hace 2 meses, fue agredido por el vigilante. El pasado viernes 14 se realizó la reconstrucción de los hechos en la entrada de la fábrica con la participación del atacante, los testigos y la policía.

“Antes de salir al almuerzo pasé por la inspección de rutina la cual hacemos por lo menos 12 veces al día. Levanté levemente los brazos, como siempre, pero el de seguridad me pidió levantarlas mucho más. Incomodado, respondí con educación. que ésta no era una delegación policial. Él hizo hizo el check manual y dio OK para seguir”, narró Valdeci a ipcdigital.

“Después del amuerzo marqué la tarjeta de asistencia y me saqué los lentes y la tarjeta de identificación para colocarla en una canasta con el fin de pasar el detector de metales. Pasé el control y él dio su OK sin necesidad de hacer el check manual. Después de eso es necesario sacarse los zapatos para continuar el control. Sentí una mano en el hombro y me agaché para tomar mis zapatos. Fue en ese momento que sentí un golpe fuerte en el lado derecho de la espalda”, afirmó el brasileño.

“En ese momento el de seguridad dijo “ID kado” y algo más que no entendí y él regresó a su lugar. Pero sentía el dolor y pensaba qué había ocurrido realmente. ¿Será que me golpeé con el detector de metales? Otros compañeros que vieron lo ocurrido me dijeron que eso no había sido así”, continuó.

EL VIGILANTE NO PIDIÓ DISCULPAS

Imediatamente, Valdeci informó a un líder de la planta y poco después intervinieron otras personas que deseaban saber lo ocurrido. “Yo estaba dispuesto a perdonar al hombre de seguridad si admitía su responsabilidad y me pedía disculpas”, dijo.

Pero el vigilante japonés no pidió disculpas ni siquiera después de haber visto las imágenes de la cámara de seguridad. Fue por eso que, con ayuda de su hijo, el brasileño decidió ir a la policía para presentar la queja.

En la comisaría le recomendaron ir al hospital para hacerse un examen. El médico le diagnosticó una contusión en la espalda y le dio medicamentos para una semana de tratamiento contra el dolor.

“Entre conversaciones con los responsables brasileños, el director de su contratista y líderes de la fábrica, descubrió que el vigilante, empleado de la empresa Seiryu Keibi de Nara, había contado tres versiones diferentes del hecho. Pero sólo ante la evidencia del vídeo de seguridad tuvo que admitir que me había golpeado sin motivo. Me propusieron un acuerdo y que lo perdonara, pero como le había dado varias oportunidades y no se había disculado, dije que sólo quedaba pedir una indemnización por daños morales, materiales y corporales. Dicho esto me impusieron una carta de advertencia por haber incumplido una regla. No vi motivo, pero fue obligado a recibirla de lo contrario no podría volver a trabajar. Grabé todas las conversaciones”, expresó Valdeci.

Consultada por ipcdigital, la contratista Career System, se abstuvo de comentar el caso por considerar que se trata de informaciones personales de Valdeci.

“LA LEY ES IGUAL PARA TODOS”

El brasileño piensa pedir una indemnización de ¥600.000. “Ese dinero no es para mi en caso que gane la causa. Voy a dividirlo entre quienes creyeron en mi como hijo y los compañeros que dieron sus testimonios contando la verdad sin que yo se lo pidiera”, manifestó.

Además, explicó que el dinero le ayudará a cubrir los gastos del hospital y la semana de licencia médica que tomó pues no está inscrito en el shakai hoken.

Para su hijo dejó un mensaje: “diciendo la verdad es como se va adelante. La ley es igual para todos”.

Entre tanto la demanda sigue su curso. Valdeci espera llegar hasta los tribunales lo más pronto posible. (Ana Shudo / International Press)

 

 

2 respuestas a Brasileño es agredido en el control de seguridad de su fábrica

  1. Me alegro que traben a ese mal vigilante y si es posible mas adelante una buena gomeadita le caeria bien para que aprenda a no ser abusivo, eso si despues que se calmen las aguas

    Carlos Chempul
    18/10/2016 at 09:48

  2. Eso era una fabrica? O una prision? Parece de pelicula.

    Midori
    18/10/2016 at 11:51

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*





Escrito por el 17/10/2016. Categoría Aichi, Comunidad, General, Gunma, Kanagawa, Shizuoka, Tochigi, Tokio. Puedes seguir las respuestas a esta entrada mediante RSS 2.0. O dejar tu opinión.