China condena la ofrenda de Abe a polémico santuario militarista

Yasukuni (foto sitio web oficial)

 

Pide a Japón que recupere la confianza de los países vecinos

Yasukuni (foto sitio web oficial)
Yasukuni (foto sitio web oficial)

China pidió el lunes a Japón que dé pasos para “recuperar la confianza de los países vecinos” y se abstenga de tomar iniciativas como la realizada por el primer ministro nipón, Shinzo Abe, quien envió una ofrenda floral al santuario tokiota de Yasukuni, ligado al pasado militarista del país.

“Nos oponemos a la ofrenda y urgimos a Japón a que reflexione sobre su pasado y dé pasos concretos para recuperar la confianza de sus vecinos y de la región”, dijo una portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores chino Hua Chunying.

Este lunes Abe envió a título personal un pequeño árbol con motivo del festival de otoño que el recinto sagrado celebra estos días, según informaron fuentes del propio santuario de Yasukuni.

Se preveía que países como Corea del Sur y China, que padecieron el dominio colonial japonés hasta mediados del siglo pasado, protestaran por el envío de la ofrenda.

El santuario de Yasukuni honra a todos los caídos por Japón entre finales del siglo XIX y 1945, y entre ellos se cuentan 14 políticos y oficiales del Ejército Imperial condenados como criminales de clase A por el Tribunal Penal Militar Internacional para el Lejano Oriente al término de la II Guerra Mundial.

Entre principios del siglo XX y el final de esta contienda, Japón colonizó la península coreana, Manchuria y otras regiones de China y la práctica totalidad del sureste asiático.

Abe visitó el recinto en diciembre de 2013. Su acción generó una respuesta tan negativa en la región que incluso Washington, principal aliado estratégico de Tokio, le sugirió que no repitiera estas visitas.

Desde entonces el primer ministro no ha vuelto a acudir a Yasukuni, aunque ha enviado puntualmente ofrendas al santuario con motivo de sus festivales de otoño y primavera. (EFE)

 

Publicidad

1 Comentario

  1. Los chinos que se metan a condenar sus asuntos internos y no esten metiendo la nariz donde no deben.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo no será publicada.


*


*