Sharp, en manos taiwanesas, prevé lograr su primer beneficio en tres años

Categoría: Economía,Japon |

 

La compañía electrónica ha recortado miles de puestos de trabajo

Sharp

El fabricante de electrónica Sharp informó de que prevé lograr en el ejercicio de 2016 su primer beneficio operativo anual en tres años tras las reformas acometidas por la taiwanesa Hon Hai, su accionista mayoritaria desde el pasado abril.

La compañía originaria de Osaka (centro), cuya reestructuración ha incluido el recorte de miles de puestos de trabajo y la venta de fábricas deficitarias en Estados Unidos, estima un beneficio operativo de 25.700 millones de yenes (223,6 millones de euros), frente al déficit de 161.967 millones (1.408 millones de euros) de un año antes.

El fabricante prevé, además, reducir de forma significativa sus pérdidas netas hasta 41.800 millones de yenes (363 millones de euros) -frente a los 255.972 millones (2.226 millones de euros) que registró en el ejercicio de 2015-, aunque espera que su facturación se reduzca un 18,8 por ciento hasta 2 billones de yenes (17.396 millones de euros).

Así lo ha detallado la compañía en un comunicado de prensa publicado junto a los resultados financieros de abril a septiembre, primera mitad del año fiscal en Japón, donde el ejercicio en curso finalizará el 31 de marzo de 2017.

En dicho semestre, Sharp incurrió en una pérdida neta de 45.420 millones de yenes (395 millones de euros), con lo que redujo casi a la mitad las pérdidas de 83.610 millones de yenes (727 millones de euros) que obtuvo en el mismo semestre de un año antes.

En cuanto al operativo, la compañía logró un beneficio de 79 millones de yenes (686.333 euros) entre abril y septiembre, mientras que su facturación se redujo un 28,1 por ciento hasta 919.685 millones de yenes (7.997 millones de euros).

La compañía, que achacó este descenso a la lentitud de las ventas en su negocio de pantallas de cristal líquido (LCD), quiso destacar, no obstante, la reducción de su déficit, que atribuyó a las reformas estructurales en las que está inmersa tras la venta a Hon Hai.

En virtud de este acuerdo, la compañía taiwanesa, también conocida como Foxconn y famosa, sobre todo, por ensamblar los iPhones e iPads para Apple, obtuvo la propiedad del 66 por ciento del fabricante japonés, en la que supuso la primera gran adquisición de una firma nipona por parte de otra extranjera. (EFE)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *


*





Escrito por el 01/11/2016. Categoría Economía, Japon. Puedes seguir las respuestas a esta entrada mediante RSS 2.0. O dejar tu opinión.